televisiones

Tres reglas para comprar un televisor

Comparte y te llegará la suerte!

televisiones 2016

1. Hacer caso omiso de las atribuciones

Como norma total, el objetivo fundamental de la carta de características de una TV es marearte con cuestiones y números raros intentando lograr que “intensifique” y consiga la television más cara. Nada más sobre los más fuertes números que vale la pena, se hallan abajo de Conexiónes y Peso / Dimensiones.

En vez de creer en la cartilla de características para proporcionar indicios de que la tele funcionará más adecuadamente que otra, la sugerencia es sencillamente hacer caso omiso de eso. La hoja puede ayudar si es que se trata de distinguir una pantalla basado en las especificaciones, como si tiene HDR, la habilidad de Smart TV o un manejo remoto de fantasía, pero es inútil, en el mejor de los casos y engañosa en el peor cuando se utiliza como instrumento para imaginar la clase de imagen.

2. Más grande en verdad es más interesante

Es recomendable un tamaño de por lo menos 40 pulgadas para una TV de habitación y al menos 55 pulgadas para una sala o TV principal.

De hecho, más que cualquier otra “función” como la resolución de 4K, HDR, Smart TV o un control remoto de ensueño, gastar en el volumen de la pantalla es el más aconsejable uso de su guita. Una de las inconformidades más comunes después de adquirir una pantalla es que no fue lo necesariamente amplia.

Si intenta colocarla en un centro de entretenimiento existente, compruebe de que tiene al menos una pulgada en los costados y la parte superior de la cavidad del televisor para otorgar la ventilación.

3. Las nuevas tecnologías son necesarias

Los televisores con resolución de 4K, asi mismo conocidos como pantallas UHD (Ultra High Definition), cuentan con cinco veces más pixeles que los aparatos de resolución estándar de 1080p. Eso suena como una gran mejora, pero en realidad, es muy difícil diferenciar la nitidez entre una pantalla 4K y una buena HDTV de antes.

Asi mismo, las pantallas 4K son simples de producir para los productores, por lo que están disminuyendo rápido en el coste. Vizio y TCL ofrecen pantallas de 4k por alrededor de 700 dólares en EUA, mientras que los televisores LG y Samsung se venden por alrededor de 1,250 dólares. Hoy en día muchas televisiones – especialmente las grandes – poseen resolución de 4K, y los diseños de 1080p y de baja resolución se están convirtiendo velozmente en gadgets de rebaja.